13 dic, 16:49 EST

Tormenta deja California y se dirige al suroeste

AP Photo
AP Photo/Raquel Maria Dillon

CAMARILLO, California, EE.UU. (AP) -- Las autoridades de California iniciaron el sábado labores de limpieza luego que una fuerte tormenta causó daños sobre un estado afectado por sequías antes de dirigirse al suroeste de Estados Unidos.

Quizá las labores más complicadas se registraron en Camarillo, aproximadamente a 80,5 kilómetros (50 millas) al noroeste de Los Ángeles, donde un alud de lodo cercó el viernes varias viviendas, 13 de las cuales quedaron inhabitables. Los escombros bajaron de una ladera arrasada por un incendio forestal el año pasado.

La limpieza también se llevaba a cabo en el sur de Los Ángeles, donde un pequeño e inusual tornado tocó tierra brevemente y arrancó partes de varios techos, así como algunos árboles.

Las operaciones se realizan mientras están pronosticadas más lluvias para los próximos días, si bien el Servicio Meteorológico Nacional indicó que las precipitaciones no deberían causar daños similares como los dejados por la reciente tormenta. Todo lo anterior representa noticias positivas para un estado en el que luego de tres años de sequía cualquier lluvia es bien recibida.

Varios meteorólogos han sostenido que se necesitan muchas más tormentas para rescatar a California de su actual crisis de agua.

El sábado, las cuadrillas de trabajadores restauraron la electricidad en casi todas las zonas que la habían perdido, aunque algunos caminos como un tramo de la autopista de la costa del Pacífico en el condado Ventura permanecen cerrados. En la zona montañosa al este de Los Ángeles, los centros vacacionales recibieron con agrado cerca de 30 centímetros (un pie) de nieve.

La tormenta fue lo suficientemente fuerte que en el norte de California, donde el jueves se recibieron hasta 203 milímetros (ocho pulgadas) de lluvia pero desde entonces se ha mantenido seco en general, los residentes de dos zonas de casas rodantes en Redwood City seguían batallando el sábado con las inundaciones.

Mientras tanto, al norte de San Francisco, habitantes del condado Sonoma dijeron sentirse aliviados de que el río Ruso no se desbordó como lo ha hecho al paso de tormentas anteriores. El río estuvo a punto del desbordamiento, pero su nivel bajó rápidamente.

A medida que la tormenta se desplazaba hacia el este rumbo a Arizona, Phoenix y los suburbios que lo circundan recibieron aproximadamente 12,7 milímetros (media pulgada) de lluvia durante la noche, de acuerdo con el Servicio Meterológico Nacional. La ciudad de Flagstaff en el norte del estado captó aproximadamente 12,7 mm (media pulgada) de lluvia a partir de la medianoche y luego nieve alrededor de las 6 a.m.

El servicio meteorológico pronosticó más lluvia en California a partir del domingo en el norte y el lunes en el sur, y otra tormenta más adelante la próxima semana.

© 2014, La Prensa Asociada.

Latest News
Advertisement