12 oct, 9:33 EDT

Caso argentino mueve reforma de sistema financiero

AP Photo
AP Photo/Jose Luis Magana

BUENOS AIRES (AP) -- El ministro de Economía de Argentina, Axel Kicillof, aseguró que el sistema financiero mundial está bajo reforma tras la disputa entre su país y algunos acreedores de su deuda soberana, entablada en un tribunal estadounidense.

"Hay 600 mil millones de deuda emitida en el mundo en iguales condiciones que la que está en litigio", afirmó Kicillof y añadió que hasta el Fondo Monetario Internacional "cuestionó la interpretación que hizo el sistema judicial de Estados Unidos".

El juez federal neoyorquino Thomas Griesa declaró a Argentina en desacato por negarse a pagar 1.500 millones de dólares a acreedores estadounidenses.

El magistrado también bloqueó a fines de junio el cobro de unos 540 millones de dólares por parte de tenedores de deuda reestructurada en 2005 y 2010, alegando que los fondos debían cobrar al mismo tiempo y al contado.

"La solidaridad que recibimos fue absoluta. Hoy el sistema financiero mundial está bajo reforma por el caso argentino", aseguró Kicillof al diario Página 12.

Insistió que "la sentencia a favor de los buitres es imposible de cumplir, tiene graves errores técnicos y además es ilegal, porque embargó fondos de terceros, los bonistas. Nosotros queremos pagar, pero pareciera que quieren que eso no suceda", dijo.

Desde Washington, donde participa de diferentes foros en el marco de las reuniones anuales del FMI y el Banco Mundial, el ministro enfatizó que "cualquier solución a la disputa debe contemplar al 7,6 por ciento de los holdouts, sean o no buitres".

Kicillof descartó además que en el encuentro del lunes en Nueva York, convocado por el mediador de Griesa, Daniel Pollack, se pueda registrar algún avance. "De la mesa de Pollack no se puede esperar nada", sentenció.

Aseguró además que el gobierno argentino no está en contra del financiamiento externo, "sino que el problema son las fuentes, los usos y los condicionamientos asociados a esos créditos".

"Tuvimos algunos encuentros donde nos transmitieron su rechazo al accionar buitre y nos ofrecen financiamiento. Con las autoridades chinas tenemos diálogo y nos reunimos para seguir con los pasos necesarios para implementar el swap con el Banco Central de ese país. No hay especial apuro. El acuerdo está firmado", concluyó.

© 2014, La Prensa Asociada.