National & World News

17 dic, 17:32 EST

Mercosur apoya a Venezuela y Argentina


AP Photo
AP Photo/Natacha Pisarenko
AP Photo
AP Photo/Natacha Pisarenko
AP Photo
AP Photo/Natacha Pisarenko
AP Photo
AP Photo/Natacha Pisarenko

PARANÁ, Argentina (AP) -- Los países del Mercosur y Bolivia hicieron el miércoles una cerrada defensa de Argentina en su litigio con los "fondos buitre" y de Venezuela en la reciente decisión del Congreso de Estados Unidos de sancionar a funcionarios de ese país.

A su vez ratificaron su interés en lograr un acuerdo comercial con la Unión Europea "mutuamente beneficioso".

En la declaración final difundida al cierre de la Cumbre de Mercosur que se celebró en la ciudad argentina de Paraná los presidentes de Argentina, Brasil, Paraguay, Uruguay, Venezuela y Bolivia -país en proceso de integración al bloque- manifestaron "su profundo rechazo a la reciente aprobación por el Congreso de Estados Unidos de la ley que aplica sanciones a Venezuela" en represalia por las agresiones sufridas por opositores en las protestas ocurridas en ese país a principios de año.

Asimismo los presidentes de Argentina Cristina Fernández, Dilma Rousseff de Brasil, Nicolás Maduro de Venezuela, José Mujica de Uruguay y Horacio Cartes de Paraguay exhortaron a Estados Unidos "a abstenerse de aplicar sanciones" al gobierno y pueblo venezolanos y señalaron que esas medidas "vulneran el principio de no intervención en los asuntos internos de otros Estados".

En otra declaración los mandatarios del Mercosur reafirmaron su rechazo a la actitud de los fondos especulativos que exigen que Argentina cumpla un fallo de la justicia estadounidense y pague unos 1.500 millones de dólares por bonos en cese de pagos y apoyaron al país sudamericano "en la búsqueda de una solución que no comprometa su desarrollo y el bienestar de su pueblo".

Por otro lado, la declaración final también remarcó el interés en lograr un acuerdo comercial con la Unión Europea "ambicioso, equilibrado y mutuamente beneficioso".

En ese sentido los gobernantes manifestaron su "disposición en establecer una fecha para el intercambio de las respectivas ofertas de acceso a mercados de bienes, servicios, inversiones y compras gubernamentales una vez que la Unión Europea concluya sus consultas internas necesarias para la presentación de su oferta". Mercosur ya ha definido su lista de bienes y servicios.

Además manifestaron su "reconocimiento a los avances logrados en el proceso de adhesión de Bolivia" e instaron a avanzar en este objetivo a principios de 2015.

Los mandatarios de Mercosur y los países asociados (Chile, Perú, Ecuador y Colombia) apoyaron asimismo el reclamo argentino de soberanía de las islas Malvinas frente al Reino Unido y rechazaron las actividades británicas "de exploración y explotación de recursos naturales renovables y no renovables" en el área.

Reafirmaron su compromiso de intercambiar información sobre buques que se dirijan al archipiélago del Atlántico sur con cargas para actividades petroleras o mineras en la plataforma continental argentina e impedir el ingreso a sus puertos de naves con "la bandera ilegal de las Islas Malvinas".

Asimismo suscribieron una declaración que afirma que "las políticas sobre drogas deben abordarse con un enfoque integral y equilibrado" que coloquen en el centro a las personas y elogiaron la aprobación del Plan de Acción del MERCOSUR Indígena tendiente a construir "un espacio de inclusión y participación" de los pueblos aborígenes.

Además destacaron los programas de asistencia a refugiados sirios desarrollados por Argentina, Uruguay y Brasil y la creación de herramientas en el bloque para prevenir y sancionar la trata y explotación de personas, la violencia de género y los crímenes de lesa humanidad.

Reconocieron que hay problemas internos en el Mercosur, como la caída del comercio, pero se mostraron convencidos de que el bloque es viable.

Maduro lamentó que Venezuela sufra una "caída abrupta" del precio del petróleo mientras Morales señaló que la baja está "muy dirigida a afectar económicamente" a los países que producen esa materia prima.

Mujica afirmó que el Mercosur tiene un intercambio cada vez más fuerte con China y no debe resignar esa relación.

Por su lado, Rousseff pidió incrementar los acuerdos de integración con los países de la Alianza del Pacífico (Chile, Perú, Ecuador, Colombia y México).

Los mandatarios acordaron además la pronta implementación de un pasaporte provisional del Mercosur y señalaron que a partir de enero también estará disponible la matrícula única para los vehículos de los países del bloque.

De esta reunión surgieron además propuestas para lograr una mayor cooperación en los ámbitos de seguridad, ciencia y tecnología.

En el encuentro se firmó un memorando de entendimiento con el Líbano para impulsar el comercio y un acuerdo comercial con Túnez.

Los participantes también destacaron la intención de suscribir un acuerdo de asociación entre el Mercosur y el Sistema de Integración Centroamericano integrado por Belice, Honduras, El Salvador, Costa Rica, Nicaragua, Guatemala, Panamá y la República Dominicana.

El bloque también espera avanzar en la concreción en enero de un acuerdo para aumentar la circulación de bienes y servicios con la Unión Aduanera Euroasiática y el Espacio Económico Unión, integrada por Rusia, Bielorrusia y Kazajstán, y que pasará a convertirse en la Unión Económica Euroasiática.

© 2014, La Prensa Asociada.

 

HamptonRoads.com

PilotOnline.com