22 abr, 9:30 EDT

Afganistán: El Talibán amenaza su ofensiva anual



KABUL, Afganistán (AP) -- El Talibán anunció el miércoles el comienzo de su ofensiva anual en Afganistán. Será la primera vez que los insurgentes inicien su campaña contra el gobierno afgano sin la presencia de fuerzas de la OTAN en los campos de batalla.

En los últimos años, el final del invierno y el derretimiento de la nieve en las montañas a lo largo de la frontera con Pakistán han facilitado una intensificación significativa de la lucha entre el Talibán y la OTAN junto con sus aliados locales, Esta vez, los insurgentes enfrentarán únicamente a las fuerzas armadas después del retiro de la mayoría de las fuerzas internacionales de combate a fines del año pasado.

Una declaración del Talibán, que fue enviada a la prensa por correo electrónico -denominada "Azm", o perseverancia, en dari y árabe- dijo que la ofensiva comenzará el viernes. Agrega que el Emirato Islámico de Afganistán, como se autodenomina el Talibán, "está decidido a prolongar la yihad, o guerra santa".

La declaración agregó que bajo el liderazgo estadounidense, los "cruzados mantendrán control de nuestra tierra y espacio" por medio de acuerdos de seguridad con el gobierno afgano. Los acuerdos permiten a la OTAN y Estados Unidos mantener un número limitado de efectivos no combatientes en Afganistán para entrenar y asistir a las fuerzas afganas en la lucha contra la insurgencia.

"Para la completa liberación de nuestra patria amada del yugo de la ocupación extranjera y para la aplicación del régimen islámico en toda la nación, el Emirato Islámico está decidido a prolongar la yihad en curso contra los invasores extranjeros y sus títeres internos", dijo el Talibán.

En las últimas semanas se han intensificado los ataques en el norte y este del país. Pero después de más de una década de guerra, el Talibán no parece más próximo a su objetivo de derrocar el gobierno de Kabul.

Pero lo que se considera una afiliada al grupo Estado Islámico, que controla grandes territorios en Irak y Siria, ha establecido una pequeña presencia en Afganistán. El hecho ha alarmado a muchos afganos, incluso el influyente caudillo Ismail Khan, exgobernador de la provincia de Herat, quien instó al presidente afgano Ashraf Ghani a reforzar la seguridad y reactivar una economía moribunda para evitar una guerra con una filial del Estado Islámico.

------

El periodista de Associated Press Rahim Faiez en Kabul contribuyó a este despacho.

Lynne O'Donnell está en Twitter en http://www.twitter.com/lynnekodonnell

© 2015, La Prensa Asociada.

Latest News
Advertisement