10 jul, 15:45 EDT

Israel intensifica ofensiva aérea en Gaza


AP Photo
AP Photo/Hatem Ali
AP Photo
AP Photo/Adel Hana

JERUSALEN (AP) -- Israel escaló de forma drástica la intensidad de su ataque aéreo contra Gaza el jueves, alcanzando centenares de objetivos de Hamas. Los palestinos reportaron muertos en una casa y un café en la playa.

La ofensiva ha dejado en esta semana al menos 85 muertos, mientras que el sistema de defensa de misiles nuevamente interceptó cohetes lanzados por milicianos palestinos en Jerusalén y Tel Aviv.

Las Fuerzas de Defensa de Israel dijeron que habían alcanzado unos 500 objetivos en el día, principalmente túneles subterráneos y plataformas lanzacohetes. En total, el ejército israelí dice que ha alcanzado 860 objetivos desde el inicio del operativo el martes.

Los rebeldes de Gaza lanzaron más de 140 misiles contra centros residenciales israelíes el jueves, según las fuerzas israelíes. Los cohetes causaron daños en viviendas e infraestructura en el sur de Israel, además de causar pánico entre la población.

Muchos israelíes corrieron hacia los refugios antibomba una vez que sonaba la alerta. Aproximadamente 5 millones de israelíes están dentro del alcance de los cohetes palestinos.

Un cohete hizo impacto en un vehículo en Ashdod, en el sur de Israel, el jueves por la noche, envolviéndolo en llamas. Los servicios de rescate israelíes dijeron que nadie resultó lastimado en el incidente, corrigiendo un comunicado anterior en que habían informado de un herido.

El sistema antimisiles "Domo de Hierro" ha interceptado por lo menos 70 de los proyectiles lanzados por los palestinos. El sistema está elaborado de tal manera que bloquea el paso de los cohetes que se dirigen a zonas pobladas, pero los deja pasar si se calcula que caerán en espacio abierto.

Pero las limitaciones del sistema se hicieron evidentes el jueves por la noche cuando una andanada de cohetes cayeron en Beersheba, en el sur del país, causando daños severos a varias viviendas.

El vocero militar, teniente coronel Peter Lerner, dijo que Israel ha movilizado a unos 20.000 reservistas para una posible operación en tierra en Gaza, pero por ahora sigue concentrado en obtener el máximo resultado de su ataque aéreo. Una invasión terrestre podría provocar grandes bajas civiles del lado palestino y en el ejército israelí.

Ninguno de los dos bandos da señales de ceder en sus enfrentamientos más intensos desde una batalla de ocho días a fines de 2012. Israel dice que solo pensará en una tregua si Hamas deja de lanzar misiles. Los milicianos han lanzado centenares de cohetes a todo Israel, lo que ha trastornado la vida del país. No se han registrado heridos graves, y el sistema de defensa llamado "Domo de Hierro" ha interceptado al menos 70 de los proyectiles dirigidos a los centros poblados.

"La opción terrestre debe ser la última opción y solo en caso de absoluta necesidad. Es un plan de acción cuidadosamente diseñado", dijo Lerner.

El gabinete de seguridad israelí se reunía en las próximas horas.

El ministro de Defensa, Moshe Yaalon, dijo que la operación se desarrollaba según los planes.

"Las fuerzas armadas han obtenido éxitos significativos", dijo. "Continuaremos hasta que comprendan que esta escalada no les beneficia y que no toleraremos que disparen cohetes contra nuestras poblaciones y ciudadanos".

Funcionarios médicos palestinos dijeron que un ataque el jueves por la madrugada alcanzó una vivienda en la ciudad sureña de Jan Yunis y mató a ocho miembros de la familia Al Haj.

El ejército dijo haber alcanzado un coche en Gaza en el que viajaban tres milicianos de Yihad Islámica que habían participado en el lanzamiento de cohetes, subiendo el número de palestinos muertos a, al menos, 85.

© 2014, La Prensa Asociada.

Latest News